Imagen Beata María del TránsitoLema CongregacionalBeata María del Tránsito Cabanillas
InicioBoletín informativoEdiciones anteriores
Beata María del Tránsito
Beata María del Tránsito Cabanillas de Jesús Sacramentado

Fundadora de las
HERMANAS TERCIARIAS MISIONERAS FRANCISCANAS
Imagen Reliquias Beata
HOJA INFORMATIVA Nº 185
AÑO XLIII
JULIO - AGOSTO - SETIEMBRE 2010

Mensaje del Santo Padre
Su Santidad, el Papa Benedicto XVI nos exhorta:
"El mundo se mejora comenzando por nosotros mismos, cambiando, con la gracia de Dios, lo que no está bien en nuestra propia vida." O.R. 28/2/10

Mensaje de Beata María del Tránsito
Nuestra Madre Fundadora en este Jubileo de los 125 años de su paso a la eternidad nos dice:
“Vive lleno del Divino Espíritu”…María del Tránsito fue fiel a su vocación y ésta fue su gran fidelidad. Ella te anima a dejarte guiar por el Espíritu de Jesús y recibir toda la gracia que necesitas para llevar a cabo tu misión.
Jesús te regala su Espíritu que irá modelando en ti, desde adentro, el hombre y la mujer nueva. Acuérdate que en el Bautismo Dios te hizo Casa Suya, no dejes que otros dioses ocupen su territorio.
“Encomienda todo a la Virgen”…María del Tránsito sabía que la Virgen así como guardaba en su corazón todas las cosas de su Hijo, guarda también todo lo que le entregamos con amor y confianza.

Madre María del Tránsito, fiel a su promesa derrama gracias y bendiciones sobre quienes la invocan con fe y esperanza.

Madre Tránsito: dulce, silenciosa y compañera de mi vida y de mi familia. Cómo agradecerte este caminar con tu presencia constante, con tu acompañamiento, con tus sentimientos maternales! Son tantos los favores que tengo para agradecerte. Hoy vienen a mi mente los años de estudio de mi hija en Córdoba, que fueron 5 años de residencia. Diariamente te la encomendaba y me la protegiste. Gracias dulce Madrecita! Ayúdanos en nuestras debilidades y condúcenos con tu permanente presencia por la ruta que nos lleva a la Casa del Señor.
María Ethel Crova de Severino. Ex Alumna y Ex Docente del Instituto Heguy de la Sagrada Familia. Intendente Alvear. Pcia. de La Pampa.

Agradecemos a Madre María del Tránsito las gracias recibidas en nuestra visita a Su Casa Madre.
Grupo de Confirmación. Parroquia “María y José”. Barrio Ituzaingó. Y Parroquia “Corazón de María” Ciudad de Córdoba.

Conocí a Madre María del Tránsito por medio de las Hermanas del Hospital “San Juan Bautista” y al hablarme de ella fue creciendo en mí una gran confianza en el poder que la Madre tenía para interceder en mis necesidades. Le supliqué por mis hijos y su poder se hizo visible. Mi hijo Héctor Alfredo ingresó en Prefectura Militar y mi hijo Ulises Miguel ingresó en la Policía de la Provincia, según eran nuestros deseos. Gracias Madrecita.
Itatí del Carmen Acosta. Enfermera de UTI. Santo Tomé. Corrientes

Quiero hacer llegar mi agradecimiento a toda la Comunidad. de Hnas. porque rezaron por mi salud y mi eterno agradecimiento a Madre María del Tránsito por haber intercedido ante Nuestro Padre, concediéndome la gracia de sanarme de unos quistes de mamas de los cuales fui operada. El estudio de la biopsia dio por resultado que eran benignos y no estaban ramificados. Conozco mucho sobre la Madre a través de mi mamá y de mi hermana que son fieles devotas de ella. Ahora, Madre Tránsito está en mi corazón y pido en mis oraciones por su pronta Canonización.
Nancy. Santa María de Punilla.

Cuando entré por primera vez al Colegio” El Tránsito de Nuestra Señora” no conocía a Madre María del Tránsito. Con el tiempo me di cuenta que era una persona única, que solo se interesaba por darle amor al prójimo. Con el pasar de los años me diagnosticaron cáncer, yo estaba muy triste, comencé a faltar al Colegio ya que iba de médico en médico, tratando de encontrar una cura a esa enfermedad. Entonces mi mamá fue a hablar con la Directora del Colegio y la señora Silvia le dijo que debía tener fe, que todo iba a salir bien y le regaló un escapulario con la reliquia de Madre Tránsito, el cual llevé siempre conmigo. Una noche soñé que Madre Tránsito ponía su mano en mi pecho, justo encima del tumor y que me decía que no me preocupara que todo iba a salir bien, que ya no tenía nada. A los meses me repiten todos los estudios y todo había desaparecido. Ya ha pasado un año y cinco meses y aun sigue en mi cabeza la idea de que fue un milagro de Madre María del Tránsito. Gracias Madre Tránsito!
María Belén Hollger. San Juan.

El día 10 de abril de 2005… a mitad de la noche, sentí que no podía respirar, entonces me coloqué el remedio que yo usaba para mis problemas respiratorios, pero no sentí ninguna mejoría y me lo coloqué una y otra vez, hasta quedar totalmente sedada. Al día siguiente mi mamá me encontró en la cama en un estado muy delicado y decidió llevarme al hospital. Allí me colocaron un Decadrón y los médicos decidieron internarme. Como no mejoraba me derivaron a terapia intensiva de otro hospital. Me pusieron oxígeno y un montón de máquinas. En esos momentos sólo escuchaba la desesperación de mi familia y esos ruidos de los aparatos conectados en mi cuerpo. Sentía dolor, angustia y sobre todo mucho miedo, pero eso no me hizo perder la esperanza de seguir viviendo y comencé a rezar. Recé toda la noche, le pedí encarecidamente a Madre Tránsito que quería seguir viviendo, necesitaba estar junto a mi familia y a mis seres queridos y también quería dar testimonio de esta gracia. A la mañana siguiente como si fuera un milagro, que estoy segura que lo fue, desperté como si nada hubiera pasado. Me habían quitado el oxígeno y todas las máquinas. Fue el día más feliz de mi vida, me habían devuelto la vida. Comprendí lo importante que es vivir y lo maravilloso que es tener tan cerca a Madre María del Tránsito y a mis seres queridos. Por eso doy muchas gracias a Madre Tránsito por guiar mi camino, por protegerme y por escuchar mi pedido y dejarme seguir disfrutando de esta hermosa vida.
Lía Tringali. 4º año. Colegio”El Tránsito de Nuestra Señora”. San Juan.

GRACIAS MADRE TRÁNSITO POR CONOCERTE. Mujer de gran corazón, capaz de sentir y transmitir ese amo a Dios y al prójimo. No la he conocido personalmente pero sus actos y palabras llegaron a mí y quedaron bien marcados. Desde muy niña escuché por boca de las Hermanas lo que ella nos quiso dejar. Más de una vez me puse a pensar en todo lo que se propuso, todo lo que tuvo que pasar y sufrir. Fue una mujer dispuesta a ayudar al que necesitaba; siempre con su canastita en la mano y aún así muchos le cerraron la puerta. Ella era fuerte y siempre acompañada por sus tres amores: Jesús, María y Francisco, seguía adelante luchando. El mensaje que algunos no escucharon a mí me llegó. Me enseñó que no tengo que esperar una sonrisa para ser gentil sino que tengo que ayudar al que lo necesite y aunque reciba algunos portazos saber que debo seguir. Me enseñó que debo expresarme y si no quieren escucharme, saber callar hasta que Dios hable por mí y a valorar lo que Dios me regala. No tengo palabras para agradecer todo lo que aprendí de Madre Tránsito y cómo influyó en mi vida. Gracias.
Erika Aldana. 5º año. Colegio “El Tránsito de Nuestra Señora”. 2008

A Madre Tránsito le agradezco que haya intercedido ante Dios por mi madre que se encontraba muy enferma. Dolor de estómago, de huesos y de cabeza. Fue al médico. Estuvo internada por deshidratación total. Luego de algunos estudios diagnosticaron Neumonía. En el Sanatorio me encontré con una Hermana del Colegio y le pedí una estampa de Madre Tránsito y se la entregué a mi madre, quien la invocaba todos los días. Así fue mejorando y ante la necesidad de un medicamento difícil de conseguir, la Madre fue intercesora para conseguirlo. También agradezco a Madre Tránsito la curación de un oído de mi hijito de 2 años y por haber ingresado al Colegio “El Tránsito de Nuestra Sra.” mi hijita de 4 años, luego de varios trámites. Gracias, Madre Tránsito.
Mirtha Argañaraz de Borteaux . San Juan

Congregación de Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas
Estados Unidos 2929 Bº San Vicente - Córdoba - Argentina
Copyright © 2010 - Powered By Paola Herrera - Comunicación y Diseño
logo ph