09 - Venciste a tu Dios

Venciste a tu Dios, te escondiste en sus llagas,
le pediste el valor, diciendo que tú le amabas.
Y Él te dió las fuerzas, triunfaste en silencio,
eres nuestra Madre, nos diste vida en tu ejemplo.


PORQUE TE HA CONSAGRADO,
TE HA DESPOSADO,
CANTA, VASIJA DE BARRO,
LLEVAS UN TESORO.
CANTA, GRANO DE TRIGO,
QUE DEBES MORIR PUES
HOY COMIENZAS, ES TU AMANECER.


En la noche oscura divisas el Cielo
y te diste toda, buscando, de Dios, el Reino.
Enséñanos Madre, a dar en silencio
a brindar amor, aunque muramos por dentro.


Volver