01 - Tejiendo tu canasta

CON MIMBRE DE DOLOR
Y CON MIMBRE DE AMOR
TEJES LA CANASTA DE TU VIDA TODA
Y TE HACES OFRENDA
Y TE ENTRAGAS TE DONAS.
¡VEN, MARÍA DEL TRÁNSITO,
RECIBE TU CORONA!


Ante el dolor, amor
curas el mal con bien
y muestras así, un camino lleno de luz.
La fuerza en la oración
y puesta en su Costado,
sigues el camino de Jesús, tu amado.

Abnegada y humilde,
bendiciendo por todo,
reconoces la presencia de Dios Poderoso.
Sin palabra de queja,
imitando al Maestro,
amas y siembras la unidad, tú la primera.


Volver